CODO

Epicondilitis

¿Qué es?

Es un cuadro frecuente de curso habitualmente benigno que provoca dolor en la cara lateral y medial del codo.

La definimos como una entesopatía por sobrecarga de los músculos que se originan en el epicondilo.

Causas 

La sobrecarga continuada de los músculos de la región epicondilea, también ocurre en los episodios de sobrecarga brusca, lo más importante en su desencadenamiento es la intensidad del esfuerzo, como consecuencia de ese esfuerzo se producen micro fracturas en las zonas tendinosas cerca de la unión tendón hueso que no son capaces de cicatrizar adecuadamente.

También los deportes o actividades que requieren el uso repetitivo y forzado del antebrazo, debido a la asociación con el tenis se le ah denominado codo del tenista, se ha desarrollado un amplia bibliografía sobre los riesgos de este deporte como son: tiempo de juego diario, la edad, la técnica, la empuñadura, peso de la raqueta, tensión de las cuerdas, superficie del suelo etc. que influyen en la aparición del cuadro.

Clínica

Dolor sobre el epicondilo con irradiación hacia antebrazo, el dolor aumenta con los movimiento de extensión con contraresistencia de la muñeca, los pacientes se quejan de que no pueden coger cosas.

Es característico de la epicondilitis que con cualquier roce o golpe leve en la zona le exacerbe el dolor.

Diagnóstico

Se realiza por la clínica la exploración física y pruebas complementarias.

Las radiografías simples suelen ser negativas, aunque a veces podemos encontrar calcificaciones en los tejidos blandos que rodean al epicondilo.

La ecografía nos muestra la existencia de zonas hipoecolicas difusas o localizadas sin embargo es una técnica poso sensible, dependiendo mucho de la experiencia del realizador.

La resonancia magnética tiene una sensibilidad y especificidad cercanas al 100%.

Al realizar el diagnostico de la epicondilitis, siempre hay que pensar en el síndrome del túnel radial aparece cuando existe compresión del nervio interóseo posterior, existen varias causas de compresión pero la más frecuente es el arco fibroso del musculo supinador corto también llamado arcada de Frohse.

La única forma de realizar el diagnostico diferencial entre epicondilitis y síndrome del túnel radial es con un alto grado de sospecha y una exploración minuciosa.

Tratamiento

En principio es conservador, para eliminar el dolor y restablecer la actividad deportiva lo más precoz posible, empezaremos con analgésicos y antiinflamatorios no esteroides vía oral o tópica.

En las fases agudas también se ha recomendado el uso de infiltraciones con corticoides, pudiéndose repetir hasta tres veces en un periodo de mes y medio, las infiltraciones también se pueden utilizar mediante iontoforesis.

Las infiltraciones en la fase aguda mejoran el cuadro pero el efecto es transitorio y solo dura el alivio del dolor entre dos y seis semanas, el efecto beneficioso de los corticoides se debe a su efecto antiinflamatorio.

La fisioterapia también se utiliza con resultados variables (masaje, fortalecimiento y estiramiento) es similar a la política de “esperar y ver”.

Las ortesis son muy utilizadas las dos más usadas son la férula de muñeca en flexión dorsal y la banda de antebrazo.

También se han empleados otros tratamientos como acupuntura, laser, plasma rico en plaquetas PRP, en el momento actual no hay evidencia para apoyar o descartar el uso de estos tratamientos.

El tratamiento quirúrgico se realiza cuando se cumplen los siguientes requisitos:

  • Haber fracasado todos los tratamientos anteriores.
  • Presentar dolor intenso en la zona.
  • No haber respondido al tratamiento conservador al menos durante

6-12 meses.

Actualmente la técnica más utilizada es el desbridamiento quirúrgico abierto.

Otras patologías traumatológicas de codo