TERAPIAS BIOLÓGICAS

Plasma Rico en Plaquetas (PRP)

¿Qué es?

Son proteínas que intervienen en la reparación de los tejidos, se encuentran en diversas células del organismo, como las plaquetas que intervienen en la coagulación de la sangre y cuando llegan al foco de la lesión se rompen y liberan los factores de crecimiento plaquetario.

Las plaquetas juegan un papel crucial en la coagulación y además poseen factores de crecimiento que activan la regeneración tisular.

El plasma rico en plaquetas (PRP), se extrae de la sangre del propio paciente mediante centrifugado de la misma, en la cual obtenemos los siguientes componentes:

 

Plasma pobre en plaquetas,( PPP) que contiene plasma con fibrinógeno y

Plasma rico en plaquetas (PRP) que contiene, plaquetas, la fina capa conocida como buffycoat, es la que contiene mayor concentrado de plaquetas y por tanto mayor concentración de factores de crecimiento.

Plasma y hematíes.

Cuando se aplica en el campo quirúrgico, tanto el PRP como el PPP facilitan la recuperación y el cierre de la herida quirúrgica proporcionando hemostasis.

En articulaciones degenerativas, mejora el dolor y la capacidad funcional.

En tendinopatías, ya sean traumáticas o degenerativas, acelera el proceso de curación. Los factores de crecimiento son necesarios para iniciar la reparación y regeneración tisular.

Uso de PRP en patología degenerativa articular moderada

Numerosos estudios han demostrado la eficacia del PRP en el tratamiento de lesiones inflamatorias, traumáticas de ligamentos y tendones

Además, los resultados con la aplicación de PRP, mediante infiltraciones intraarticulares, en patología degenerativa femoro patelar y femoro tibial moderadas, confirman la eficacia de este tratamiento, mejorando la funcionalidad articular, disminuyendo el dolor y frenando los procesos degenerativos que se producen por su causa.

Uso de PRP en patología tendinosa

Existen artículos científicos que avalan su eficacia en patologías tendinosas concretas, como en tendinitis del manguito de los rotadores, lesiones del tendón de aquiles y rotuliano, así como la fascitis plantar, igualmente se ha utilizado en la epicondilitis con resultados satisfactorios.

Sin embargo en la tendinopatia cronica del aquiles  se desaconseja el uso de este tratamiento, que no ha demostrado ningún beneficio. En las tendinopatías rotulianas  hay artículos en los que se demuestra mejoría de los pacientes tratados con PRP tras fracaso con otros tratamientos, pero no son trabajos con alto nivel de evidencia.

Al combinar los factores de crecimiento se acelera la regeneración tisular, aumentando la vascularización y la proliferación de fibroblastos.

En un producto con mayor concentración de plaquetas, los niveles de factor de crecimiento aumentarían en relación lineal con el número de plaquetas.

La elaboración de este producto, permitiría una liberación sostenida de los factores de crecimiento.

¿Para que sirve? Aplicaciones en PRP en gonartrosis

La gonartrosis puede suponer mayor o menor deformidad articular pero el dolor es el síntoma más preeminente y la razón primordial por la que los pacientes acuden a la consulta médica.

El dolor se debe a estímulos químicos o mecánicos sobre la membrana sinovial, la cápsula articular, los ligamentos peri articulares, el periostio o el hueso subcondral.

Otras causas de dolor pueden ser la periostitis asociada a la formación de osteofitos, micro fracturas subcondrales o infartos óseos. Las causas de dolor sinovial son la inflamación debida en parte a la liberación de prostaglandinas, leukotrienes y citocinas y a la irritación de los nervios sensitivos próximos a la sinovial suprayacente a los osteofitos.

En las inyecciones intraarticulares, hay estudios que demuestran una mejoría significativa (clínica, temporal y parcial) de los pacientes con artrosis de rodilla tratados con PRP frente a los tratados con acido Hialuronico

Indicado, preferentemente:

  • En pacientes con dolor crónico de al menos, 4 meses de evolución.
  • Con imágenes degenerativas de grado leve a moderado.

Criterios de exclusión:

  • Pacientes con patología sistémica, como diabetes, artritis reumatoide.
  •  Deformidad en varo vago de más de 5º.
  • Presencia de coagulopatías.
  • Presencia de enfermedades cardiovasculares severas.
  • Presencia de infecciones y estados de inmunodepresión.
  • Cifra de Hb por debajo de 11 g/dl.
  • Recuento de Plaquetas por debajo 150.000/mm3.
  • Toma de AINEs dentro de los últimos 5 días antes del procedimiento